EP

  • Space Exploration Technologies intentará de nuevo el próximo sábado lanzar el cohete Falcon 9 a la Estación Espacial Internacional.
  • La compañía tenía previsto lanzar el cohete este martes desde Cabo Cañaveral.
  • El lanzamiento fue fijado para el viernes, pero SpaceX ha decidido que necesitaba un día más para preparar al cohete.

SpaceX

La empresa Space Exploration Technologies intentará de nuevo el próximo sábado lanzar el cohete Falcon 9 con una cápsula de carga a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y que luego la nave aterrice en una plataforma en el océano, según han confirmado este miércoles ejecutivos.

SpaceX, como se conoce a la compañía, tenía previsto lanzar el cohete este martes desde Cabo Cañaveral. Pero a menos de dos minutos del lanzamiento, una computadora detectó un problema con el sistema que impulsa los motores y abortó la misión.

Esos motores en concreto posicionan a la cápsula Dragón en la órbita correcta para alcanzar y acoplarse a la estación, un laboratorio espacial de 100.000 millones de dólares que vuela a 418 kilómetros sobre la Tierra.

El lanzamiento fue fijado para el viernes, pero SpaceX ha decidido que necesitaba un día más para preparar al cohete, ha añadido la NASA a través de un comunicado.

Contrato millonario

La NASA, que le paga 1.600 millones de dólares a SpaceX por 12 misiones de carga a la ISS, ha dicho que el lanzamiento está ahora previsto para las 09.47 GMT del sábado.

Tras la separación de las etapas superiores, unos 2 minutos y medio después del lanzamiento, el cohete intentará un aterrizaje sin precedentes en una plataforma flotante en el océano Atlántico, frente a las costas del estado de Florida.

Si tiene éxito, la prueba será un paso importante en la búsqueda de SpaceX de desarrollar cohetes que puedan ser reconstruidos y vueltos a lanzar. La cápsula que se enviará a la ISS está cargada con más de 2.313 kilos de alimentos, suministros y equipo.

EFE

  • El objetivo principal de esta misión era lanzar la cápsula no tripulada Dragon con más de 2,2 toneladas de alimentos, suministros y experimentos científicos.
  • El próximo intento tendrá lugar este viernes.

SpaceX

La compañía SpaceX aplazó este martes el lanzamiento de la cápsula Dragon para su quinta misión de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional (EEI), que iba a ir acompañado de un ensayo de aterrizaje del cohete Falcon 9 en una plataforma en el océano Atlántico.

El lanzamiento, que ya se había pospuesto en dos ocasiones en diciembre, estaba previsto para las 06.20 horas (11.20 GMT) de este martes desde el centro de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida).

Con la cuenta atrás ya en marcha, el lanzamiento se canceló cuando apenas faltaba un minuto para la hora programada y SpaceX no especificó de inmediato los motivos.

El próximo intento tendrá lugar este viernes a partir de las 05.09 horas (10.09 GMT), según indicó SpaceX, una de las dos empresas privadas contratadas por la agencia espacial estadounidense para llevar material a la EEI.

El objetivo principal de esta misión era lanzar la cápsula no tripulada Dragon con más de 2,2 toneladas de alimentos, suministros y experimentos científicos para abastecer a la EEI.

Es la quinta misión de este tipo tras el éxito de las cuatro anteriores, pero esta vez, cuando ya Dragon estuviera en órbita y encaminado hacia la EEI, SpaceX pretendía que la primera fase del Falcon 9 aterrizara de forma controlada en una plataforma flotante sobre el Atlántico, a unos 320 kilómetros al este de Jacksonville (Florida).

Ese intento de aterrizaje no tiene precedentes, de acuerdo con la compañía, que estimó en diciembre sus probabilidades de éxito en un 50% “en el mejor de los casos”. La prueba pretende ser la primera de otras similares con las que el multimillonario fundador de SpaceX, Elon Musk, busca desarrollar cohetes independientes y reutilizables que permitan abaratar el costo de los vuelos espaciales.

SpaceX ya logró el año pasado, en dos intentos en abril y julio, dos amerizajes exitosos del Falcon 9. La empresa, con sede en California, tiene un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA para realizar 12 misiones de abastecimiento a la EEI con su cohete Falcon 9 y su cápsula Dragon.

EFE

  • El pasado 23 de septiembre se acopló a la EEI cargada con cerca de 2.300 kilos de material experimental y víveres para los astronautas de la tripulación.
  • Cayó en el Océano Pacífico, a unos 426 kilómetros al oeste de Baja California.
  • Dragon regresa a la Tierra cargada con más de 1.487 kilogramos de muestras y experimentos científicos, además de equipos que ya no se necesitan a bordo.

La cápsula Dragon y el cohete Falcon 9

La cápsula Dragon de la empresa SpaceX amerizó en el Océano Pacífico tras desacoplarse con éxito de la Estación Espacial Internacional (EEI) una vez finalizada su cuarta misión de entrega de suministros, según informó la Agencia Espacial estadounidense (NASA).

La cápsula no tripulada, que el pasado 23 de septiembre se acopló a la EEI cargada con cerca de 2.300 kilos de material experimental y víveres para los astronautas de la tripulación, cayó en el Océano Pacífico, a unos 426 kilómetros al oeste de Baja California (México), hacia las 19.39 GMT, acoplada a un paracaídas.

Un barco llevará la cápsula a un puerto cerca de Los Ángeles (California), donde se extraerá parte de su cargamento para devolverlo la Nasa en las próximas 48 horas, y después Dragon será trasladada hasta las instalaciones de pruebas de SpaceX en McGregor (Texas), según informó la NASA en su página web oficial.

Dragon regresa a la Tierra cargada con más de 1.487 kilogramos de muestras y experimentos científicos, además de equipos que ya no se necesitan a bordo de la Estación Espacial.

La carga que transportó la cápsula Dragon hasta la EEI incluía una impresora de tres dimensiones, un radar para estudiar huracanes y 20 ratones.

Con este vuelo de Dragon, SpaceX ya ha realizado cuatro misiones de abastecimiento de las doce que acordó con la NASA en un contrato de 1.600 millones de dólares.

En septiembre, la NASA anunció la concesión a la empresa SpaceX y a Boeing un contrato millonario para transportar desde 2017 a astronautas estadounidenses, algo que desde la jubilación del programa de los transbordadores espaciales, en 2011, venía dependiendo de las cápsulas Soyuz rusas.

La SpaceX Dragon se convirtió en 2012 en el primer vehículo comercial en llevar carga a la estación espacial y la compañía está trabajando en una versión para transportar humanos.

1