EFE

  • Entre ellos hay dos que son los exoplanetas más parecidos a la Tierra localizados hasta ahora.
  • El descubrimiento eleva a 1.000 el número de planetas descubiertos gracias al telescopio Kepler.
  • Los planetas orbitan a una distancia donde el agua líquida puede existir en la superficie del planeta.

Planetas

 Un equipo de astrónomos de Estados Unidos anunció este martes el descubrimiento de ocho nuevos planetas en una zona donde podría haber vida, entre ellos dos que son los exoplanetas más parecidos a la Tierra localizados hasta ahora.

El descubrimiento eleva a 1.000 el número de planetas descubiertos gracias al telescopio Kepler, usado por primera vez en 2009, informó el Centro para la Astrofísica (CfA) de la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsonian en un comunicado.

“La mayoría de estos planetas tienen buenas probabilidades de ser rocosos, como la Tierra“, dijo el principal autor del estudio, el investigador del CfA Guillermo Torres, que presentó el hallazgo en la Sociedad Estadounidense de Astronomía.

Los ocho planetas se encuentran en la zona conocida como ‘Ricitos de Oro (Goldilocks)’ de sus estrellas, es decir que “orbitan a una distancia donde el agua líquida puede existir en la superficie del planeta”, explicó el CfA.

De los ocho, el equipo de investigadores identificó dos similares a la Tierra, identificados como Kepler-438b y Kepler-442b, que “orbitan estrellas enanas rojas que son más pequeñas y más frías que nuestro sol”.

Kepler-438b da una vuelta completa a su estrella cada 35 días, tiene un diámetro un 12% mayor que la Tierra y hay un 70% de posibilidades de que sea rocoso, según los cálculos del equipo.

Mientras, Kepler-442b completa una órbita su estrella cada 112 días, es alrededor de un tercio más grande que la Tierra y tiene un 60% de posibilidades de ser rocoso.

Para estar en una zona habitable, un exoplaneta tiene que recibir más o menos la misma cantidad de luz del Sol que la Tierra, para evitar que el agua se evapore o se congele, recordó el CfA.

En “zona habitable”

En ese sentido, los científicos calculan que el planeta Kepler-442b tiene un 97% de probabilidades de estar en la zona habitable de su estrella, porque recibe alrededor de dos tercios de la luz solar que obtiene la Tierra.

Todo lo que podemos decir es que son candidatos prometedoresKepler-438b, por su parte, recibe alrededor de un 40% más de luz que la Tierra, por lo que tiene un 70% de posibilidades de estar en una zona habitable.

“No sabemos con seguridad si alguno de los planetas en nuestra muestra son verdaderamente habitables. Todo lo que podemos decir es que son candidatos prometedores” a albergar vida, afirmó David Kipping, otro de los investigadores del CfA que participaron en el estudio.

Para sus cálculos, precisó Torres, el equipo adoptó “los límites más amplios posibles que pueden llevar de forma plausible a condiciones adecuadas para la vida”.

La distancia a la que se encuentran los dos planetas hará difícil investigarlos más en profundidad, dado que Kepler-438b se halla a 470 años luz de la Tierra y Kepler-442b está a 1.100 años luz.

Antes de este descubrimiento, los dos planetas más parecidos a la Tierra que se conocían eran Kepler-186f, que recibe un 32% de la luz solar que obtiene nuestro planeta; y Kepler-62f, al que llega un 41% de la luz que alcanza el globo terrestre.

EP

  • Para el astronauta, la posibilidad de encontrar vida inteligente en otro planeta “es bastante alta como para seguir buscando”.
  • Cree que “no resulta rato pensar que hay planetas parecidos a este”.
  • Lamenta que no se fomente tanto la ingeniería como en India o China.

Pedro Duque.

El astronauta Pedro Duque opina que la posibilidad de encontrar vida inteligente en otro planeta es “bastante alta como para que se siga buscando con ahínco”.

Duque, en una entrevista en Los Desayunos de TVE, ha recordado que existen más planetas que estrellas, millones de estrellas y millones de galaxias. Por este motivo, entiende que, que “no resulta muy raro pensar que haya planetas por ahí que sean muy parecidos a éste”. En su opinión, “en algún sitio debe haber alguien”.

Sobre la posibilidad de participar en otra misión espacial, Duque no ha cerrado la puerta a poder hacerlo en la nave que desarrollan la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA y que podría realizar el vuelo con astronautas en unos cuatro años. “En esa ocasión todavía podría ser”, ha indicado Duque, al no existir un límite de edad para participar. Lo que sí ha descartado es la posibilidad de estar en una hipotética misión para llegar a Marte.

“Siendo ingeniero hay cosas que veo que es imposible y el número de años que se necesitan para desarrollar una nave que vaya a Marte, con cierta seguridad, no me va a tocar”, ha indicado el astronauta español.

Sin vocación en España

Pedro Duque se ha referido también al interés de China por el espacio al descubrir que “se pueden sacar beneficios y desarrollos tecnológicos que pasan luego al resto de las industrias” y ha asegurado que existen “auténticas batallas” en las escuelas de ingenierías chinas por entrar. Como contrapunto se ha referido a la situación de España y Europa, donde no existen suficientes vocaciones técnicas y “hay que traer gente de India”.

En su opinión, es necesario “entusiasmar a los jóvenes” que están en los colegios pensando “qué van a hacer”. Para Duque, el objetivo primordial es “que los jóvenes se entusiasmen y que entiendan desde la juventud que con el saber se pasa bien, que sabiendo entiendes y entendiendo disfrutas”.

En cuanto al turismo espacial, ha recordado que EEUU tiene una regulación completa y en Europa se está tratando “de hacer la regulación pertinente”.

1